+34 915456301 / +34 666434412 info@imageen.net

Una imagen inmersiva vale más que 2.000 palabras.

Una imagen inmersiva vale más que 2.000 palabras.
4
may

IMAGEEN y la educación tienen unas sinergias muy obvias. Cualquier proyecto IMAGEEN es una clara invitación a entender, a querer saber y a bucear en la historia…¿y qué mejor manera de aprenderla que pudiéndote transportar a la época que desees? En IMAGEEN buscamos, no sólo acuerdos con las instituciones culturales y turísticas, sino también con las educativas. Entendemos que la educación presencial, tiene más potencia que la leída, la contada o la explicada. A todos nos cuesta recordar con certeza los detalles artísticos del rosetón de la entrada a un catedral, pero no olvidamos de forma tan fácil la grandiosidad de una pirámide y cómo fue construida, si tuvimos la oportunidad de visitarla y nos la explicaron in situ. La inmersividad, la sensación de presencia, poder entender las dimensiones, poder ver y vivir, moverte, estar presente…, son impactos que afectan a nuestros sentidos y que se instalan en una zona del cerebro donde la capacidad de retentiva aumenta. Y no sólo gracias a la espectacularidad o la sensación de presencia, también el divertirse, el estudiar las materias desde un punto de vista diferente y con unas tecnologías nuevas, ayudan al disfrute, y por tanto a la asimilación y al gusto por lo estudiado. No hay mayor motivación para saber de algo que disfrutar con la comprensión y el entendimiento de lo que estudias. IMAGEEN va a ayudar a cambiar la forma de visitar yacimientos, ciudades, monumentos y museos, pero también, sin duda, va colaborar en que nuestros hijos aprendan y estudien de una manera más amena, didáctica y divertida. De las obsoletas fotos de nuestros libros de arte, pasando por las ilustraciones de nuestros libros de historia y llegando a los interminables textos explicativos sobre cómo sucedió tal hecho, o cómo era tal monumento, la realidad virtual viene a sustituir, en gran medida, o a complementar al menos, todo aquello que las palabras, se quedan cortas en manifestar. Porque si efectivamente, una imagen vale más que mil palabras, una imagen inmersiva o de realidad virtual, vale al menos, más de 2.000.

http://www.tarragonasmart.cat/mediterranean-city/mes-de-50-000-alumnes-tindran-acces-a-material-pedagogic-audiovisual-dultima-generacio-sobre-tarraco/